lunes, 13 de noviembre de 2017

A través de la pared


Justo antes de meterme en la cama y comerme unas uvas, estaba pensando que feos son algunos pijamas gorditos de coralina. Antierótico el mundo franela y las batas de corazoncitos y unicornios. Aunque tienen su punto y dicen que hay que ser práctic@.
A mi me gustaría dormir siempre a 26 grados y con algo ligerito,  una textura suave rozando mi piel. También me gustan las camisetas viejas y roidas para dormir,  que me han dado buenos momentos, me traen recuerdos, o son de personas que quiero o no tengo cerca.


Se está muy agusto en la cama abrigadita cuando fuera corre frío. Con mil capas para descubrir lo que transcurre o se cobija dentro.


Movimientos sísmicos.


Me disponía a leer un poco... y nuevamente siento a mis adorables vecinos...
Hemos creado un vínculo afectivo sin vernos ni conocernos ,  no somos del mismo edificio, no estamos puerta con puerta, pero si pared con pared; y ésta es como papel de fumar.

Llevo algunas noches escuchándolos .
 A mi esto no me escandaliza ni me hace saltar del sitio, pero puedo dejar lo que estoy haciendo y me da por imaginar...

Ella es sigilosa ,no sobreactua, no es escandalosa, su voz es sensual y aterciopelada. La escucho más a ella, como jadea! lo que me da que pensar que él es muy generoso y habilidoso. Sus gemidos son tan reales que siento estremecerse y retorcerse hasta a la pared ....
Me atrae ese coro de tenores nocturnos.

                   Me da por imaginar a través de la pared.

Un poco de sexo para mis neuronas.






No hay comentarios:

Publicar un comentario