lunes, 23 de abril de 2018

Tras la huella


Hoy vengo a escribir sobre calzado, un estudio que no se puede aplicar a ciencia cierta, aunque nos puede resultar orientativo.



El zapato es parte de nuestra máscara social por lo tanto no podemos sacar conclusiones certeras, pero si que puede indicarnos señales no verbales y mensajes simbólicos sobre algunos rasgos de la personalidad.
Podemos hacernos una idea si estamos frente a una persona extrovertida, introvertida, liberal o conservadora, sus hábitos de limpieza, sus diferentes facetas, su salud emocional y autoestima, si es agradable, sincera, genuina, atrevida, santa o puta, ejeeje. Pero también pueden causarnos prejuicios.



 Los zapatos nos ayudan a impulsarnos, son un elemento para la acción. Pero el impulso lo ejercemos nosotros. Nuestra forma de caminar, nuestra postura y expresión corporal, la firmeza y seguridad, la profundidad de nuestras huellas, lo que irradiamos. Pero no olvidemos que venimos sin ropa y descalzos a este mundo. Y qué no hay calzado ni prenda que nos haga
conectar con nuestra naturaleza ni que nos haga sentir la energía mas pura y el poder de la madre tierra, como con los pies y la piel desnud@s.
https://mejorconsalud.com/los-sorprendentes-beneficios-de-andar-descalzo/

El calzado desde tiempos ancestrales protege nuestros pies de la rudeza del terreno, nos abrigan, nos dan seguridad.

Los zapatos pueden poseer un signifcado más allá de su utilidad. A través de éstos podemos obtener una resonancia emocional poderosa.
Nos provocan sensaciones, en nuestras mentes asociamos.



El zapato es una base, un complemento que nos ayuda a plantarnos en el suelo. Nos protege, nos alza, nos empodera, nos ayuda a recorrer distancias, terrenos y caminos variados. En un concepto básico, el zapato representa supervivencia.  Acción y movimiento.

En el terreno erótico son un símbolo por exclencia. La sociedad, los medios, el cine, la moda, ... no lo recuerdan constantemente. Cada uno tenemos nuestra historia y erotizamos objetos según vamos modelando nuestros fetiches. Objetos que enriquecen nuestra vida erótica.


La visión de una mujer subida unos zapatos de tacón excita. Aunque los tacones de aguja son buen arma de seducción ,no son los únicos que levantan pasiones. Cada uno configura su propio placer y lo obtiene según sus vivencias, cada uno compone sus propias fantasías.

A nosotras nos vuelven locas, nos volvemos acumuladoras y compradoras compulsivas. Hay un calzado para cada hora del dia, para cada situación y ocasión. De todas las formas y colores. Excitan porque aportan a nuestras piernas un atractivo único.


El calzado inspira diferentes facetas y roles. Por su marca, estilo, textura, color, exclusividad... pueden darnos seguridad, sentir que refuerzan nuestra identidad.  El calzado hay que disfrutarlo, sentir como te eleva, como estiliza tu figura, como empodera.

El zapato es atractivo en sí, pero nosotr@s le damos vida. Algunos son un auténtico reto como por ejemplo el stiletto , has de caminar con ellos con ligereza, naturalidad y soltura , hay que saber lucirlos como se merecen. Hay mujeres que los manejan a la perfeccion, pueden hacer casi cualquier cosa con ellos: correr, bailar,.... es nuestra imagen de una femme fatale. Son más una actitud que un zapato alto.





Pero hay que saber llevarlos. Puedes hacer y ponerte lo que te de la gana pero si vas a parecer un pato mareado no has elegido bien. Nuestro estado de ánimo también
influye en como los lucimos . Pero sobre todo será tu actitud la que te defina. Hay mujeres que como las bailarinas de ballet clásico , los portan con elegancia aunque sus pies sufran estragos.

Representan feminidad en cada pisada, tanto de pie, como sentada. Los estilettos son una preciosa tortura. Pero los zapatos altos no siempre fueron símbolo de feminidad. En gran parte de la historia han sido llevados por hombres, como por ejemplo para poder encajar mejor los estribos al montar a caballo y las maniobras ecuestres  Los tacones no fueron diseñados para nosotras. Poco a poco cuando se descubrió su capacidad para realzar y estilizar, personalidades como Madame pompadour contribuyeron a que esa moda se extendiera.


 No es casualidad que nos corramos casi de gusto con modelos muy variados, la moda está diseñada con el objetivo de que usemos sus diferentes diseños con versatilidad... Cada elemento, el material, la forma, textura, color, el sonido del tacón al pisar, la altura del tacón, la forma en la que el zapato abraza a tu pie, como lo oculta o lo expone, su comodidad...  Te indican detalles que pueden serte útiles para adivinar y descifrar a alguien. Sobre nuestro modo de ser, acciones, ideales y preferencias. El calzado puede ser un buen cómplice y aliado.
Si es una mujer camaleónica, conservadora, clásica , atrevida, tímida, caprichosa, materialista...

Todas poseemos la capacidad de ser muchas mujeres en una. La mujer, la madre, la trabajadora, la amante, la puta, la provocadora, la elitista, la práctica, la que se transforma. Me gusta la mujer que lo mismo puede llevar algo plano y discreto que subirse a un tacón alto de 14 cm.


Habrán lugares por los que tengas que andar descalza, otros por los que dejarás menor marca de tu huella porque pasarás con ligereza,  en otros pisarás fuerte.  Pasarás sobre todo tipo de terrenos a lo largo de tu vida, prepárate para pisar alguna caca. Tendrás que estar pendiente por donde guías tus pasos y tendrás que armarte de alternativas.
Hazte dueño de tus pasos en la medida de lo posible. Pisa fuerte o no, según el terreno. Siente tu fuerza. Decide si hacer o no ruido al pisar, no siempre es lo más sensato ni apropiado.
Transgrede , pisa con seguridad, pero sobre todo no dejes de caminar.





Tendría que haber estudiado diseño y moda para enumerar tipos de calzado  y sus denominativos. Aquí algunos para las enamoradas como yo:



Tacón de aguja


Tacón de cono
Mocasines
Kitten heels

Tacón cuadrado, macizo
Bailarina
Sandalia de tacón 
Manoletina

Diseño 
Botas caña alta

Cuñas

Sandalias de croche




                         
Me vuelvo loca, me emociono con tanta variedad.
Nota: gasto un 38 y ya veis que tengo un gusto variado.



   Curiosidad:
En la mitología griega, Hermes portaba unos zapatos alados , él podía moverse entre mundos distintos, era un guía de almas-. Entre los antiguos el zapato representaba la libertad.


No hay comentarios:

Publicar un comentario