Femdom





Esta sesión me da una sensación de poder y libertad.


Una energia electrificante recorrerá tu cuerpo


El infierno y el cielo están dentro de ti, las puertas están muy cerca una de la otra, con la mano derecha puedes abrir una, y con la izquierda puedes cerrar la otra. 
Con un cambio mental, todo se transforma.

Te mostraré como complacerme para que puedas disfrutar. Olvida el placer como algo propio y aprende a sentirlo a través del mío. 
Las mentes también masturban.
Seresos creadores de un momento, de una obra, no para exorcizar demonios, sino para convertirlos en servidores de la liberación. 



Te recomiendo que cierres tus ojos...que me intuyas, que me sientas, mi respiración, mi olor... que me formes y dibujes en tu mente. No abras aún los ojos. Déjate llevar y deposita tu confianza en mi....
Escucha al silencio, a tu intuición. Quiero que sientas mi poder... 
Eres libre.... 
Ahora abre los ojos y decide si permanecer con ellos cerrados deseando....


Tarifa y duración:

 iniciación:1 hora, 100 euros 

FEMDOM: 1 hora, 150 euros

Confiame "las llaves" 



FEMDOM

El dominio de la mente, o dominación sensual. .


El poder de la mente.

Para que quiero tu cuerpo sino puedo poseer tu mente, e introducirme en ella para llegar al alma de tus fantasías. 



Hay personas que de forma innata tienen un talento especial y son capaces de jugar con el arte del dominio mental de forma casi natural, sin embargo es primordial hacer una entrevista previa y realizar una serie de preguntas. No cualquiera es un buen candidato para estas sesiones.


Se trabaja con las emociones. Femdom es una manera de vivir el placer de forma sana, realzando y cediendo el poder a la mujer. Criada en un entorno patriarcal y convencional, no intento convencer a nadie que no comprenda este sentir.  Quien tiene estos deseos, lo puede ocultar o no, o le puede costar asumirlo por la educación que hemos recibido, pero lo sabe.
Es importante destacar que cualquier relación enmarcada dentro del BDSM debe partir de una base donde dos adultos responsables, en condiciones equitativas e igualatarias, tienen consciencia plena de sus deseos. Esa es la base de la cual todos deberiamos partir, nadie es superior. 

La mujer asume el papel dominante, pero parte de un plano de igualdad dnde ambas personas hablan, opinan, piden,  deciden y acuerdan, de forma consensuada. 


Hay quien reacciona y sabe gestionar adecuadamente sus emociones y fantasías,  y hay a quien le generan culpas y frustraciones.Hay quien se escandaliza o se confunde por la cantidad de información distorsionada en internet y la multitud de prácticas que engloba el BDSM. El BDSM es una práctica tan amplia...
 Es primordial la claridad, la plena consciencia. Debe ser una experiencia liberadora, terapeutica y hay que estar muy libre de prejuicios para practicarlo, debe producir bienestar y placer a ambos participantes. 


En estel rol se transmite fuerza, seguridad, no estarás con una mujer pasiva, yo disfruto muchísimo de estos momentos porque neces me aportan una sensación casi indefinible.
No hay q censurar la mente. Cuando la otra persona se rinde y se entrega sin expectativas, es cuando se establece la conexión.




Hay q conocer que es lo que busca tu mente, más que lo que desea tu cuerpo, teniendo claro que cada persona es diferente y q no se puede hacer un patrón general para todos, así q hay que hacer un esfuerzo en escuchar y saber q es lo que la persona necesita descubrir y la forma en la que hay que llevar la sesión.  Aunque el conocimiento puede ser un arma de doble filo porque hay muchas variantes en el BDSM. No seré tu títere ni consideraré ninguna sesión en la que pueda percibir alguna intencionalidad de manipularme para tu beneficio. Para mi femdom es una entrega incondicional, pq es un sentimiento real. Me gusta que me agasagen y me colmen, y odio que me intenten calificar, q no m sexualicen ni cosifiquen y por supuesto el interés es mucho más que económico . Por muy ingeniosa q sea tu propuesta si lleva una doble intención , no soy lo que buscas.






Es un juego sensorial, una práctica donde la parte sumisa o pasiva disfruta sometiéndose,  siempre dentro d sus propios límites y con el placer erótico sensual y mental como finalidad. . Un sumiso disfruta entregándose,  complaciendo,  pq le hace sentir gozo y satisfacción.  Hay que tener conciencia de lo que a cada uno le llena. Y la labor de la parte dominante no está en complacer,  sino en un crecimiento personal.

Soy una mujer de contrastes, puedo ser dulce pero dura y sádica,  elegante y a la vez justo lo contrario.
Hay gente que cree que el Bondage o el femdom (el BDSM contiene muchísimos subgéneros y prácticas)es solo vestirse de látex,  cuero o encaje, y pasearse con una fusta en la mano, para una sesión se necesita más q botas, ropa fetichista y un látigo.  Hace falta lo primero hacerlo por placer, aunque te agasajen por tu dedicación. Y en esta cuestión  no voy a molestarme en  justificarme. 
 . No digo q la estética no sea importante, pero está sesión para mí  es más cuestión de actitud y presencia, protocolo y unas normas básicas. Ya sea montada sobre unos tacones de 12cm y ajustada en un suitcat de cuero , o de bata y chanclas de andar x casa. El hábito no hace al monje. El fetichismo es un complemento, no la esencia. La libertad esta evolucionando y las mujeres están construyendo desde su propio imaginario y deseos ,y no desde el imaginario masculino que impone a la mujer,  como vestirse y como actuar para complacer y satisfacer al varón. Ésto son técnicas de manipulación por parte de algunos que no comprenden ésto y rompen con el cánon esencial.
Lo tengo claro soy una persona sensual justa, tierna,natural, compasiva y empática, fantasiosa,  pero recta en lo que yo decido .



No me gustan las prácticas sádicas duras, ni causar dolor extremo,  ni la estética muy extravagante, el atrezo merece la lena este juego es solo cuestión de mantener una conducta, talante y actitud. Dentro del BDSM existen muchos niveles y un abanico muy amplio de prácticas. .la ignorancia o inexperiencia hace que aquello q vemos o leemos en Internet lleve a la persona a montarse una película q no es real.  El femdom es un intercambio erótico de poder, en un contexto más o menos sensual, una forma de relacionarse, es una conexión entre dos almas. La finalidad es proporcionar los estímulos y limites acordados que acrecienten la tensión, en el camino al placer. 
Es cultivar otros valores  del erotismo, es incluir la transgresión en lo cotidiano, es abrirle las puertas a la perversión.